Sinalefa

La sinalefa tiene lugar cuando a la vocal final de una palabra se le une la primera de la que le sucede en el verso, produciéndose la fusión de ambas sílabas en una sola:

¡Oh gran río, gran rey de Andalucía!

En este ejemplo tomado de un soneto de Luis de Góngora vemos como la preposición "de" y la primera sílaba de la palabra "Andalucía" forman sinalefa, con lo cual las doce sílabas del verso quedan reducidas a once.

Igualmente pueden darse casos en los que sean tres las vocales que concurran en una sinalefa; por ejemplo: "Mario ha despertado". Conviene tener en cuenta que queda al albedrío del o de la poeta hacer uso o no de este  u otros recursos de transformación, que precisamente por eso suelen ser denominados "licencias poéticas". (Si fueran de obligado cumplimiento no serían licencias, sino normas).

No hay comentarios:

Publicar un comentario