Sinafía

La sinafía no es más que una sinalefa, sólo que las palabras cuyas vocales se unen pertenecen a versos distintos. Vemos un ejemplo en estos del poeta Blas de Otero:

Madrid está buscándote en la noche
encabritada de bélicas estrellas...

En ellos la última sílaba de la palabra "noche" y la primera de "encabritada" forman la sinafía.

En los tercetos de este sonetillo vemos otros ejemplos:

LA LECCIÓN DE LA ELECCIÓN 

Elije:
o Cielo
o duelo
que aflije

y exige
consuelo
que al suelo
te fije.

El duelo
del mundo
es dolor.

Y el Cielo
fecundo
es Amor.

Jesús María Bustelo Acevedo

No hay comentarios:

Publicar un comentario