Asonancia

Se da la asonancia cuando las letras que riman en un poema son tan sólo las vocales, y no las consonantes, como podemos ver en esta composición:

SOLUCIÓN TERRORISTA


Te proponemos un ataque terrorista
tomando todo el arsenal del corazón,
usando abrazos, sueños, besos y sonrisas
y disparando simpatía y buen humor.

Donde haya pena, frustración o sufrimiento,
habrá una bomba de entusiasmo sin piedad;
donde aparezca llanto, rabia o un mal gesto,
ira el veneno del Amor y de la Paz.

A los dementes que amenacen a la Vida
arrasaremos con las bombas del Amor...
¡Te proponemos un ataque terrorista
tomando todo el arsenal del corazón!

Jesús María Bustelo Acevedo

Pero generalmente designamos como asonancia aquella figura retórica en la cual se repiten los sonidos vocales dentro de una oración, frase o verso; por ejemplo:

La muchacha canta cada mañana.

Aquí vemos asonancia en cuatro palabras (repetición de la rima interna a-a): muchacha, canta, cada y mañana. Otro ejemplo: A quien madruga, Dios le ayuda.

Quien canta sus males espanta.

En este último refrán vemos que la rima interna es consonante (-anta).

No hay comentarios:

Publicar un comentario